¿Cómo identificar tu talla de brasier?

Uno de los errores que más hace que los pechos se caigan es el no usar un brasier adecuado aquí te dejamos unos tips para encontrar el tuyo:

  • Sé consciente de que tu talla de copa no es absoluta. Este es el mito más grande sobre las tallas de sostén: que la copa D es la misma en todas las marcas de sostén, o que tener los pechos pequeños significa automáticamente que tienes copa A. De hecho, la talla de copa es proporcional a la talla del contorno (es decir que depende de la medida de tu contorno). Por ejemplo, una 32 D tendrá menos volumen que una 36 D, pero las dos son copas D
  • Comprende cómo debe quedar y sentirse un sostén que te valga bien. Hay algunos signos que delatan si un sostén te queda bien o no. Aquí tienes que echarle un ojo cuando te tomes medidas y te pruebes diferentes tallas:
  • Un contorno cómodo: El contorno es lo que debe hacer la mayoría del trabajo sujetando tus pechos, no los tirantes. Tienes que poder pasar dos dedos por debajo del contorno, pero no más.
  • Cobertura lateral suficiente: No deben salirte gorditos por los lados de las copas, debajo de tus axilas. En un sostén con aros, puedes calcular la cobertura lateral con el aro: si el extremo apunta hacia el medio de tu axila, te queda bien.
  • Una parte central plana: La parte que está entre las copas debe quedar plana contra tu pecho, sin presionar demasiado tu piel de manera incómoda. Si no queda plana, no llevas el sostén adecuado.
  • Una curva suave: Evita los temidos “cuatro pechos” que salen como resultado de un corte de copa demasiado pequeño, provocando que sobresalga el pecho por encima del sostén. Busca un sostén que resulte en una silueta prolija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *